ODS

Marca chilena de bebidas vegetales lanza nueva línea de «carne alternativa»

Indudablemente, la cuarentena nos hizo pensar en nuestra alimentación. La encuestadora Nielsen informó de un aumento del 264% en las compras de alternativas a la carne durante el primer trimestre de 2020, lo que significó el mayor aumento en cualquier categoría durante la pandemia. Esto, mientras un estudio de la FAO reveló que el consumo de carne a nivel mundial cayó un 3% desde 2019, su mayor reducción desde la que vivió en 2000, en parte, por las restricciones logísticas de la pandemia, pero también por cambios en los hábitos alimenticios. 

Revolución vegetal de Chile al mundo 

Hablemos desde una perspectiva local: en Chile, el 6% de los encuestados se declaró vegetariano o vegano, según la última Encuesta Nacional de Medio Ambiente (2018), lo que equivale a un millón y medio de chilenos que no consumen carne o alimentos de origen animal. También, es importante considerar que, según estudios internacionales, entre un 50% y 100% de los latinoamericanos son incapaces de digerir la lactosa. 

En consecuencia, lo que hace pocos años era una tendencia minoritaria, hoy es una realidad que seduce a muchos inversionistas y reconocidas multinacionales, tradicionalmente dedicadas a la producción de lácteos y carne animal, que han debido diversificar sus operaciones presentando líneas Plant-Based.

Tal es el caso de Vilay, empresa chilena que comenzó a operar en el año 2017, cuando un padre de familia y su mejor amigo se enfrentaron a una problemática: su hijo y ahijado son alérgicos a la proteína de la leche de vaca, y no encontraban una bebida vegetal «rica y al alcance del bolsillo»: “las marcas de leches vegetales eran todas importadas y no conocían el paladar chileno, eran carísimas y se vendían solo a un tipo de personas: las más acomodadas”, señaló en esa oportunidad Jorge Kuncar, CEO de Vilay. 

Pero las cosas cambiaron: en tres años Vilay se posicionó como la marca líder en bebidas vegetales de Chile, con presencia en los principales supermercados y tiendas especializadas del país.

Tres años más tarde, en diciembre del 2020, Vilay lanzó la primera crema sin lactosa, plant-based y vegana de América Latina, mientras que para este 2021, aseguran que “los lanzamientos que vienen, van a revolucionar el mercado, son más de 10 nuevos productos”.

Más que carne 

Más del 70% de la deforestación del Amazonas se debe a la producción de carne y eso no es solamente para hacer pastar a las vacas, sino que también al plantar soya para alimentar a las vacas. Si el mundo redujera el consumo de la carne animal, todo el suelo se podría utilizar para plantar vegetales y alimentar directamente a la población. Un kilo de carne alcanza para 5 o 6 personas en un «asado de fin de semana», mientras que se necesitan de 15 a 20 kilos de cereales para alimentar a las vacas y un kilo de lentejas puede alimentar a más de 10 personas.

En tanto, según cifras del INIA, producir un kilo de legumbres requiere 50 litros de agua, mientras que producir un kilo de carne de vacuno necesita alrededor de 13 mil. Ante eso, Vilay decide lanzar su línea de Carne Alternative! que es descrita como «100% vegana y plant-based, pero con textura, sabor y aroma superior». 

Alternative - Cocina - Vilay

Esta línea incluye hamburguesas tipo vacuno y pollo; además de molida, en un formato de 500g. Cabe destacar que este y otros productos desarrollados por Vilay, han sido exportados a diferentes países de la región, consolidando la imagen del país como un polo de desarrollo e innovación en la industria alimentaria global. 

La alimentación plant-based ha sido catalogada como un equilibrio entre alimento y experiencia, en la que la persona se nutre y elige con conciencia ser parte de un cambio beneficioso para la salud, la defensa de los animales y la protección del medio ambiente. Este tipo de dieta se basa en incluir un 70% de alimentos de origen vegetal, sin necesariamente, prescindir por completo de la comida cárnica.

1 Comment

  1. No te creo que se viene la carne de Vilay! me encantan. Pensé que eran de otro país, ahora recién se que son de Chile! que buena noticia, ojalá sean baratas como las leches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:ODS

Next Article:

0 %