Columna

Contaminación atmósferica : ¿ De dónde se origina?

 

 

Por :Andrea Godoy Baez. Mg en Administración de la Energía y sus Fuentes Renovable.

Más de una vez hemos escuchado este concepto ¿Qué es? Es la presencia en el aire de elementos que por su cantidad o tipo de sustancia producen daño en el ambiente o en la salud de las personas.

En nuestro país, uno de los contaminantes de este tipo que más nos afectan, sobre todo en invierno, es el llamado  material particulado 2,5 (MP 2,5). Este consiste en partículas sólidas y/o líquidas que se encuentran suspendidas en el aire y que por su tamaño tan pequeño producen gran cantidad de daño en el organismo de las personas.

Para hacerse una idea, el tamaño es equivalente a dividir el diámetro de un cabello humano alrededor de 50 veces. Ese justamente es su mayor problema, pues al ser tan diminuto es capaz de ingresar en nuestras vías respiratorias, llegando incluso al torrente sanguíneo.

Los estudios demuestran que su principal componentes de carbón, es decir, “hollín”, el cual entra en nuestra sangre y contamina nuestro cuerpo, pudiendo producir incluso accidentes cerebros vasculares (se estima que son cerca de 4000 las muertes al año que se producen en Chile por este contaminante).

La pregunta ,que surge lógicamente,   por sí sola ¿Qué se ha hecho al respecto? La respuesta es muchísimo; sin embargo, ha faltado una potente difusión.  Llevamos años con diversas campañas que nos explican el gran daño, los planes de prevención y descontaminación. Por ejemplo, en Concepción, este tipo de plan lleva poco más de un año de aplicación , pero la educación en la ciudadanía es un factor donde nos encontramos al debe. Por qué educación, pues son ellos quienes utilizan las estufas o malutilizan la  leña húmeda.

Seguramente, haz visto en las imágenes en redes sociales la prohibición del uso de estufas a leña con humos visibles para las comunas de Hualpen, Hualqui,Talcahuano, Coronel, San Pedro de la Paz, Chiguayante, Tomé, Penco, Lota y Concepcion. La idea es que tomemos conciencia de la importancia de este tema y que, aunque la fiscalización sea aún deficiente, colaboremos y que en esos episodios, realmente se apaguen las estufas y que tratemos de utilizar la leña lo más seca posible, pues al utilizarla seca, las emisiones de este contaminante disminuyen prácticamente a cero.

Mi llamado es a comprender y colaborar, les recomiendo la página http://airechile.mma.gob.cl/comunas/concepcion donde pueden monitorear día a día la concentración de MP 2,5 y ver que días nos encontramos con alta concentración del mismo. En mis próximas columnas explicaré con más detalle los planes de prevención y descontaminación y cuáles son todas las alternativas que tenemos para disminuir las emisiones de MP 2,5.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Columna

Next Article:

0 %