Columna

Cinco claves para la Reactivación Resiliente y Sostenible

Sin duda que gran parte de la población agradeció los anuncios de la semana pasada en el plan “paso a paso”, los que implican mayor movilidad y apertura, y la posibilidad de realizar actividades que hasta ahora estaban postergadas para potenciar el cuidado de la población. Lo destacable es que se pensaron tomando en cuenta la diversidad geográfica y regional, lo que abre para la macrozona sur nuevas posibilidades “Reactivación”.

Como CIDERE hemos sido convocados para activar e impulsar el desarrollo territorial y sus habitantes, uniendo actores y conectando iniciativas, con un rol definido en la promoción del Desarrollo Regional; desde nuestro espacio hemos impulsado una reactivación con apellidos tan importantes como su nombre. Una reactivación que creemos debe ser Resiliente y Sostenible, para que el desarrollo sea equitativo e impacte positivamente en todos los sectores, personas y áreas en nuestros territorios.

Esta crisis sanitaria ha sido el desafío más grande del siglo XXI y nos ha volcado sin distinciones a desarrollar soluciones colaborativas donde el apoyo y la participación, la legitimidad de los procesos y la articulación de un relato común han marcado la tendencia para el éxito. Desde CIDERE Bio Bio hemos estado conversando y reflexionando en conjunto con nuestros asociados y colaboradores, generando un manifiesto que orienta la acción conjunta a partir de 5 claves para una Reactivación Resiliente y Sostenible:

1.- Colocar los intereses colectivos por sobre los intereses particulares:

Impulsando el Valor Compartido 360° de forma auténtica, donde la creación de valor es capturada por todos quienes participan de procesos de desarrollo, erradicando así la posibilidad de que los desafíos se hagan solo por filantropía o caigamos en el asistencialismo.

2.- Desarrollar una nueva ciudadanía para una región de futuro:

Creemos que el Capital Humano Avanzado no acaba con la especialización; para que cada persona pueda transformarse en un agente de cambio, y que su incorporación a diversos espacios sea efectiva, debemos desarrollar ciudadanos con una nueva consciencia, nuevos paradigmas sintonizados a las exigencias sociales y ambientales de la época.

3.- Tomar decisiones basadas en evidencia con pertinencia territorial:

La generación de información con pertinencia territorial permite que las decisiones que se tomen en la región puedan asegurar procesos de desarrollo más efectivos y legítimos. Incorporar nuevas variables e investigar nuevos procesos nos permite estar a la vanguardia de los análisis y por tanto, aumentar la capacidad de instalar tendencias en la región.

4.- Impulsar la Compra Local como aporte directo a la economía regional:

Involucrando a las grandes empresas con los pequeños y medianos empresarios mediante el desarrollo de alianzas comerciales, que permitan estrechar lazos a partir del impulso de proveedores locales, y que a su vez permitan elevar el estándar y la competitividad de nuestras pymes para desarrollar un mercado local de cadenas de valor virtuosas.

5.- Resguardar la reactivación con Diversidad, Inclusión y Equidad de género:

Preservar acciones que aseguren la participación equitativa, la no discriminación y la inclusión de todas las formas y expresiones humanas, comprendiendo nuestras diferencias y enfocándonos en nuestras similitudes. Es imperativo que pluralidad y diversidad sean sinónimo de una relación virtuosa para los procesos, ya que enriquecen las miradas y entregan mayor involucramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Columna

Next Article:

0 %