Columna

Asertividad: tres claves para poner límites con seguridad

Expresar el propio pensamiento, señalar un error, pedir explicaciones son parte del menú dentro y fuera del ámbito laboral. Esto puede generarnos inseguridades propias o reacciones inesperadas de nuestros interlocutores. ¿Cómo entablar conversaciones incómodas de manera efectiva?

 Cintia Vanesa Días (*)

La línea que dividía nuestra vida personal de nuestra vida profesional se ha esfumado. En muchos casos el trabajo remoto llegó para quedarse y en otros se integrará como parte del ritmo laboral de las organizaciones.

Tecnología de por medio o no, las relaciones interpersonales saludables siguen siendo uno de los pilares fundamentales del éxito sostenible de las organizaciones y de la vida misma.  La asertividad puede ser nuestra gran aliada a la hora de comunicarnos.

Pero ¿qué es la asertividad?

En términos simples  “asertividad es la capacidad de auto-afirmar los propios derechos, respetándose a sí mismo y a los demás”.

Para poder ejercitar la asertividad es preciso  consolidar otras dimensiones emocionales como, por ejemplo, la autoestima. Aquí podemos observar cómo la inteligencia interpersonal está ligada a la intrapersonal, es decir: difícilmente podremos entablar vínculos saludables si no nos conocemos y estimamos a nosotros mismos.

Cuando hablamos de autoestima nos referimos a “la forma de experimentarnos en relación a nuestro propio valor, independientemente de lo que opinen los demás”. Es sentirse digno de ser querido y valorado, sin depender de otros para ello.

¿Cómo comunicar asertivamente?

A menudo tenemos que entablar conversaciones incómodas, pedir explicaciones, señalar errores o poner límites, aquí te comparto 3 claves que te ayudarán a hacerlo desde la seguridad.

  1. No pierdas de vista tu objetivo

Cuando entables una conversación con un objetivo, no lo pierdas de vista.

Lograr un nuevo cliente, resolver una situación conflictiva, pedir un aumento, presentar un proyecto para lograr financiación, no importa el qué, sino el cómo.

Plantea tus razones con claridad. Atención: ten en en cuenta que tu objetivo es plantear tus razones, no  ganar la discusión.

Se lo más concreto posible.

Haz referencia a los hechos y no a tus juicios de valor. Los juicios de valor hacen sentir a las personas juzgadas y eso genera fricciones. Los hechos son hechos, no generan respuestas emocionales.

  1. ¿Cuál es el motivo?

Dar motivos es una excelente forma de reducir las probabilidades de que te rechacen.

Te doy 2 ejemplos:

-> Un pedido

La persona está hablando muy fuerte por teléfono y precisas concentrarte.

 

«Perdona, Pedro ¿Te importaría hablar un poquito más bajo? Tienes una voz encantadora, pero necesito terminar este informe y me está costando concentrarme así.”

-> Una negativa

La persona te pide que hagas algo que no quieres/puedes hacer.

“Que pena contigo, Carol, en este momento se me dificulta atender tu pedido, estoy por entrar a una call y luego tendré que redactar un informe. ¿Te sirve que lo veamos mañana?

  1. Habla siempre desde ti

Observa las diferencias:

“Me estás tratando muy mal últimamente”-> se percibe agresivo y genera una respuesta defensiva.

“Me siento triste/enojado/sorprendido por la forma en la que me estás tratando últimamente <- expresas tu verdad de una manera sincera, pero no recriminatoria.

Otro ejemplo:

“Nunca cumples tus promesas” <- acusativa, genera respuesta defensiva.

“Me siento muy desilusionada cada vez que me prometes algo y lo cumples” <- planteas las cosas desde los hechos, hablas sobre tus sentimientos.

¿Se entiende? En los dos ejemplos planteas tu idea, solo que en la segunda opción lo haces centrándote en tus sentimientos.

La asertividad forma parte de las habilidades que necesitamos desarrollar para convertirnos en grandes líderes. Es uno de los temas que abordaremos, de manera práctica y profunda, en el Glance Master: Habilidades para la Sostenibilidad Humana de CapacitaRSE, diseñado para todos aquellos profesionales que quieran fortalecer los vínculos entre la gestión de sostenibilidad y responsabilidad social y la gestión humana.

Inicia el 28 de junio de 2021 – si eres parte de la comunidad de lectores de Marca Social, conoce el descuento especial que tenemos para ti.

Como epílogo >¿Habías reparado en cómo tu manera de comunicar influye significativamente en las respuestas que obtienes? Te leo.

 

Cintia Vanesa Días es cofundadora y Directora Educativa de CapacitaRSE. Conócela y conversa en @soycindias

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Columna