Esta iniciativa a cargo de la Asociación de Empresas y Profesionales para el Medio Ambiente (AEPA), junto al apoyo de PTH Grupo Ambiental logro este hito en las regiones de Aysén y O’Higgins.

 

AEPA y PTH Grupo Ambiental formaron una alianza para recolectar y reciclar desechos automotrices, catalogados como productos peligrosos por la Ley REP, como una manera de ser un aporte a la sustentabilidad del país. En particular, el aceite lubricante usado se convierte en combustible alternativo para hornos y calderas.

 

PTH Grupo Ambiental, empresa especializada en el retiro de desechos oleosos del mar y la tierra, recopila aproximadamente 10 millones de litros de aceites lubricantes anualmente. Estos pasan por un tratamiento físico térmico que elimina los residuos sólidos, restos de agua, borra y algunos metales, y lo deja listo para ser un combustible alternativo que sustituye y/o complementa a los que se generan en el mercado.

 

“Hoy en día hay muchas empresas que utilizan nuestro producto final en sus hornos y calderas, y eso habla de la nueva conciencia que está abarcando a estas empresas de sumarse a la economía circular, de completar el ciclo del residuo, y de no dar una disposición final inmediata a los desechos, sino que buscar la manera de volver a reutilizarlos”, comentó Fernando Zurita Subgerente de PTH Grupo Ambiental.

 

La recopilación y reutilización de aceite lubricante usado tiene una gran ventaja ambiental ya que ayuda en primer lugar a no contaminar el medio ambiente, considerando que basta un litro de aceite derramado a la tierra, es capaz de contaminar 1 millón de litros de recursos hídricos, en este caso de agua. Pero además, se evita toda la etapa de prospección, es decir, el proceso de extracción, refinamiento y transporte del petróleo se anula.

 

“Como AEPA consideramos que es importante que la ciudadanía debe entender y comprender que necesitamos de su colaboración, voluntad y compromiso para iniciar y obtener una correcta contabilidad ambiental, registro, trazabilidad, manejo, tratamiento y valorización de los residuos, además del cumplimiento de la normativa vigente sanitaria y ambiental”, comentó Cristian Rojas, presidente de AEPA.

En noviembre del 2020, se realizó el primer programa de saneamiento ambiental en la Región de Aysén de la mano de AEPA, donde a través de un programa muy intensivo se recopiló 20.000 litros de aceite lubricante usado. Actualmente se está llevando a cabo en la Región O’Higgins donde hasta la fecha se han recogido 28.270 litros de este producto. Durante los próximos meses se pondrá en marcha en las regiones del Maule y Valparaíso.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *